Chequeo de acciones seguras para traslado de pacientes a cirugía

Durante la ejecución del cuidado de los pacientes el personal de enfermería juega un papel muy importante, sus funciones abarcan desde el proceso de recepción del paciente (pre-quirúrgico), hasta el proceso de cuidado de evolución de enfermería participando en su estancia hospitalaria y egreso del paciente (intra-operatorio, post-operatorio). Se debe contar en estos momentos con un procedimiento que permita evaluar el cumplimiento de los procesos de enfermería durante la atención de los pacientes en sus tres fases de cirugía.

Es por ello que se propuso elaborar la lista de chequeo, su metodología y evaluación para el cumplimiento de los estándares de calidad de la clínica Versalles, además de mostrar el compromiso y la honestidad del personal al momento de realizar el seguimiento correcto a pacientes que llegan a cirugía. Pensando en una buena atención al usuario se buscan actividades tendientes a preparar al paciente en sus componentes físico y psíquico para los cambios que irán sucediendo en el preoperatorio teniendo en cuenta a su familia e informando las medidas terapéuticas que serán utilizadas.

Es importante realizar el procedimiento de una forma correcta, clara y entendible por eso la creación y verificación de la lista de chequeo.


Prevención de caídas

Desde el momento que el paciente ingresa a una institución de salud está expuesto a una serie de riesgos no solo las infecciones nosocomiales sino también el riesgo de caídas, existen pacientes con mayores problemas de salud y alteraciones en la conciencia con relación a los demás pacientes, lo que hace que deban clasificarse y asegurar medidas preventivas.

En la institución el personal de atención médica y de enfermería debe estar alerta previniendo estos hechos brindando medidas de atención segura y de calidad, puesto que un accidente originado por fallas relacionadas con el cuidado, el acompañamiento y/o la aplicación de medidas de seguridad puede generar eventos adversos dando resultado a consecuencias graves para el paciente como:

- Discapacidad temporal o permanente - Aumento de estancias hospitalarias - Complicación del pronóstico, acciones diagnósticas y tratamientos adecuados.

El índice de caídas es considerado uno de los indicadores para evaluar la calidad de los cuidados de enfermería, por lo tanto, uno de los aspectos más importantes en los programas de prevención de caída es la correcta “identificación de los pacientes en riesgo”


Seguridad de la transfusión

La transfusión sanguínea se considera herramienta fundamental en el tratamiento de los pacientes siendo indiscutible su beneficio. Sin embargo, su aplicación no es 100% segura ya que incluye riesgos infecciosos (virales, bacterianos, parasitarios) y no-infecciosos que pueden tener consecuencias graves o mortales.

La terapéutica transfusional moderna está orientada a proporcionar los elementos sanguíneos celulares plasmáticos o ambos que el usuario requiere se trata de un tratamiento transitorio y debe considerarse como un trasplante de tejido de gran valor para mantener o salvar una vida y para permitir un tratamiento definitivo, efectivo pero su uso puede condicionar también efectos adversos, por lo que su indicación debe considerarse muy cuidadosamente en función de la relación riesgo beneficio y es importante considerar las acciones inseguras que no pueden llevar a presentar eventos adversos.

No existe la transfusión con riesgo cero, y es posible que no pueda existir nunca. Lo que más se aproxima a esta situación son algunos procedimientos de autotransfusión (Sobre todo los intra y postquirúrgicos). Estos, aunque no están exentos de efectos secundarios, eliminan el riesgo de error administrativos.

Es necesario entonces que el personal de la salud encargado del cuidado de personas que pierden sangre rápidamente y requieren la infusión de grandes volúmenes de sangre tengan en cuenta en su actuación la guía de seguridad en la transfusión y así evitar eventos adversos.


Manejo en el caso de cancelación de procedimientos

La guía de cancelación de procedimientos permite brindar una mejor calidad de atención al usuario y generar una mayor responsabilidad en el grupo de la salud para asi garantizarla, ya que la perdida de procedimientos programados repercute en la imagen y costos económicos de la institución y una insatisfacción de la población atendida que reduce la efectividad y la eficiencia de nuestra Clinica Versalles, por eso es necesario conocer y analizar las causas para así reducir la incidencia.

En la institución el personal de enfermería debe estar atento al cumplimiento del procedimiento para anticipar cualquier error que pueda generar la cancelación del procedimiento que redunda en un evento adverso aumentando los indicadores en su falla.


Cirugía segura

La cirugía ha sido un componente esencial de la asistencia en salud en todo el mundo desde hace más de un siglo.

Dada la creciente incidencia de los traumatismos, las enfermedades cardiovasculares, el peso de la cirugía en los sistemas de salud públicos va en aumento. Se calcula que en todo el mundo se realizan cada año 234 millones de operaciones de cirugía mayor, lo que equivale a una operación por cada 25 personas. Sin embargo, los servicios quirúrgicos están repartidos de manera desigual, pues el 75% de las operaciones de cirugía mayor se concentran en un 30% de la población mundial (OMS). A pesar de costo – beneficio que puede tener la cirugía en cuanto a vidas salvas y discapacidades evitadas, la falta de acceso a una atención quirúrgica de calidad sigue constituyendo un grave problema en el mundo. A menudo el tratamiento quirúrgico es el unido que puede mitigar discapacidades y reducir el riesgo de muerte por afecciones comunes, se calcula que cada año 63 millones de personas se someten a intervenciones quirúrgicas por lesiones traumáticas, otros 10 millones por complicaciones relacionadas con el embarazo y 31 millones más por problemas oncológicos.